Por contrato firmado en Mayo del 89, las hermanas Dña. Carmen y Dña. Ángeles Martín Cruz, bordadoras sevillanas, se comprometían a bordar el Simpecado de la Hdad. del Rocío de MMálaga La Caleta, sobre diseño del malagueño D. Fernando Prini Betés. 

 

En 1992, y con poca diferencia de meses, fallecían las hermanas Martín Cruz, haciéndose cargo, previo concurso, de la terminación del Simpecado los malagueños D. Manuel Mendoza Ordoñez, como maestro bordador, y D. Salvador Aguilar San Miguel que rediseñó el dibujo del actual Simpecadp, comprometiéndose ambos a conservar lo efectuado por las hermanas Martín Cruz, que era el escudo central con la virgen. 

Diseñada en 1991 por el diseñador malagueño D. Fernando Prini Betés y ejecutada en 1992 por el orfebre sevillano D. Francisco del Toro Plaza (Talleres Villareal). 

 

Representa a Nuestra Señora del Rocío vestida de Pastora sobre el mar, en cuyo centro a sus Divinas Plantas el escudo de la ciudad de Málaga. Recorta la silueta inferior un lazo aéreo con el nombre de la Hermandad, flanqueado a ambos lados de la bendita Madre y como ofrenda dos biznagas. 

 

En la parte superior forma la silueta enmarcando a la Señora, dos columnas renacentistas de balaustres que sostienen un arco sobre el que reposa la corona ducal. 

Los frontiles están realizados en plata de ley en alto relieve sobre base de madera. 

 

Representan la lapidación a los Patronos de Málaga, Ciriaco y Paula. 

 

Están enmarcados por la silueta de la carreta coronados por el Espíritu Santo, se completan con faldones bordados con motivos florales en sedas de oro y sobre terciopelo verde. 

Diseñada en 1994 por el malagueño D. Jesús Castellano Guerrero y ejecutada en 1995 por el orfebre sevillano D. Juan A. Borrero Campo (Orfebrería Triana). 

El proyecto fue aprobado en el año 1992, pero no fue hasta el año 2010 que no se materializó.

 

Realizada en el taller sevillano de Orfebrería Triana en plata de ley según diseño del malagueño Jesús Castellanos.

 

La cubierta de la carreta se plantea como una bóveda de crucería, formada por la intersección de dos bóvedas de medio punto o caño, que permiten en su parte central la inserción de una cúpula vaída, recordando las bóvedas de la Catedral malagueña.

 

Todo el conjunto del techo descansa sobre ocho varales, cuatro en cada lateral, que se resuelven a manera de columnas abalaustradas. Esta solución de cuatro columnas dota a la carreta de una cierta singularidad ya que la mayor parte de las que conocemos los hacen sólo con tres.

 

El techo de la carreta se resuelve con una estructura arquitectónica con los elementos clásicos: arquitrabe, friso y cornisa. El friso se decora con un altorrelieve de ángeles danzantes que van acompañados por otros que llevan en sus manos instrumentos musicales, entre los cuales, aparecen la flauta y tamboril, y los que componen una panda de verdiales.

 

Los arcos que se abren en las terminaciones de las bóvedas se rematan con frontones mixtilíneos dotando al conjunto de una línea más movida. Sobre el frontón anterior se dispone un templete con la Virgen de la Victoria, Patrona de Málaga, y bajo el mismo el escudo de la Hermandad. Junto a estos frontones aparecen figuras corpóreas de ángeles que portan en sus manos biznagas y así mismo se decora esta parte superior con remates que, a imitación de piezas cerámicas, adornan el perímetro superior.

 

En su parte interior la bóveda recoge una decoración con elementos vegetales imitando la de la propia Catedral de Málaga, así como motivos alegóricos (sol y luna) que van incluido en sendos medallones. Los espacios planos, entre los varales, se decoran con casetones. La cúpula se decora igualmente con elementos que simulan espejos, recogidos igualmente de la Catedral. En el rosetón central se inserte la barra donde se fija el Simpecado, y su parte inferior es sostenida por la figura de San Miguel Arcángel, aplastando al dragón.

 

Los varales son columnas abalaustradas que se rematan por un capitel corintio. En su decoración se utilizan piezas de decoración floral y otras más arquitectónicas.

 

En cuanto al faldón de la carreta se resuelve con una serie de medallones en los que se encuentran la vida de la Virgen, escenas del camino de la Hermandad y Santuarios como el del Rocío o el de la Victoria, y de cartelas decoradas con motivos ornamentales y pequeños animales.

 

En las esquinas del faldón aparecen unos basamentos que sirven de base a cuatro arcángeles turiferarios que sostienen los arbotantes.

 

El conjunto se remata con cuatro ánforas de cuello largo a juego con el resto de conjunto y de los dos candelabros de tres brazos laterales.

NUESTRO SIMPECADO

VARAS DE MANDO

FRONTILES

CRUZ DEL SIMPECADO

CARRETA

GUIÓN DE CAMINO

MEDALLA

Es obra del diseñador y dibujante malagueño D. Fernando Prini Betés. Está realizada en metal plateado y representa en su anverso a la Virgen del Rocío, vestida de Pastora sobre las aguas del mar de la bahía malagueña.

 

A sus pies, el escudo de la ciudad de Málaga jalonado por una cinta en la que se puede leer Hdah. de la Caleta Málaga, adornada en sus extremos por dos biznagas de jazmines malagueños. Sobre la Señora, una corona ducal sustentada por dos columnas, que les sirven de marco a la medalla en su parte superior.

 

Se sujeta al cuello de los hermanos de esta hermandad mediante un cordón de seda trenzado con los colores verde y morado, salvo la Junta de Gobierno que lo lucirán color plata y el Hermano Mayor en color dorado. 

Realizado por el bordador malagueño D. Joaquín Salcedo Cancas, bajo supervisión artística de nuestro hermano D. José Rodríguez Gallego.

 

Realizado en terciopelo verde y tisú de oro verde sobre el que, arrealce, está bordado un avemaría. Sobre él la corona real en alusión a la realeza de María y debajo, el nombre de la hermandad. 

 

Donado por un grupo de hermanos, fue presentado en la Aldea del Rocío fue presentado en la peregrinación extraordinaria el 14 de septiembre de 1996.

 

Bendecido solemnemente en la prroquia de San Miguel de Miramar el 21 de diciembre de 1996.